Aunque puede ser algo rutinario al momento de empezar un proyecto, la colocación de tornillos puede ser algo complicado si no se saben colocar de manera adecuada, según la superficie y el tipo de tornillo.  Lsa causas principales de que puedas equivocarte al colocar un tornillo son:

Falta de tensión

Un tornillo puede aflojarse cuando aflojarse debido a los cambios bruscos de temperatura, ya que provoca que se reduzca la tensión del tornillo. También puede ocurrir por el cambio permanente del sentido de su eje del tornillo al momento de colocarlo.  Estos cambios en el largo del tornillo puede ser debido al:

  • Asentamiento: se refiere cuando la rugosidad de la superficie de las tuercas se acentúa menos bajo la presión de tornillo.
  • Deformación: Es decir, la presión de la superficial donde se encuentra el tornillo es superior al material de compresión.

Auto aflojamiento

Esto ocurre si se ocupa al tornillo como un resorte y la tensión del mismo estila la tuerca contra la cabeza del tornillo. Esta tensión hace soltar la tuerca del tornillo. El roce de las roscas bajo la cabeza del tornillo se opone a esta presión, lo que mantiene la tensión del tornillo. Sin embargo, cuando se somete este procedimiento a cargas cíclicas o vibraciones, esta presión será menos efectiva.